Nuestro Hábito

El hábito de una Hija de la Sagrada Familia:

• Sayal: El hábito que vestimos es de color azul celeste, nos recuerda además de nuestro amor a la Virgen que nuestra patria es el cielo, que de él somos ciudadanas y que allí debemos fijar la mirada y el corazón para cantar con el salmista: «¿Quién hay para mí en el cielo sino Tú? Y contigo, ¿qué podrá deleitarme en la tierra?».

• Escapulario: es de color celeste en la parte externa y café en la parte interna el cual nos recuerda que es deber nuestro llevar abrazada a nuestro cuerpo y a nuestra alma la cruz de Nuestro Señor y cargarla todos los días.

• El color blanco representa dos cosas: el amor que le debemos a la Hostia Santa (la Sagrada Eucaristía) y la pureza con la que debemos llevar siempre nuestra alma para recibirla. En efecto somos adoradoras perpetuas del Santísimo sacramento del altar.

• La Medalla de nuestra Señora de la Medalla Milagrosa: llevamos siempre una cadena con la imagen de la Virgen como símbolo de nuestro voto de Esclavitud Mariana.